Diego Llorente y el sueño de su vida

En el número 14 de la Avenida Europa de Leganés está el Colegio de Infantil y Primaria Benito Pérez Galdós. En sus archivos escolares está la ficha de Diego Javier Llorente Ríos (Madrid, 16-8-1993). Del equipo del colegio, con poco más de ocho años, pasó al Atlético Trabenco, el equipo de Zarzaquemada que lleva cinco décadas formando futbolistas. “Nuestro eslogan es que formamos personas. Así llevamos 48 años. Hemos pasado de cuatro equipos a 22”, explica David Martín, presidente del equipo en el que Llorente solo duró un año. “Le vieron los ojeadores del Madrid, y se lo llevaron”, recuerda.

Ríos, el segundo apellido de Diego, tiene mucho que ver con la historia del Atlético Trabenco. Su abuelo, que murió hace unos meses, fue una persona muy unida al club. Y a José Benavent, Pepe de toda la vida en el club. Fue su presidente y hoy es el secretario general y el apoyo de David Martín. “Todos estamos muy orgullosos de Diego. Es un chico fantástico. Estuvo con nuestros chavales en El Carrascal y cuando lo llamó la selección los críos se acordaban de las fotos que se hicieron con él. Pero si para alguien es especial verlo ahí, ese es Pepe”, explica el presidente del equipo que lleva el nombre de un barrio obrero y humilde como es Trabenco.

En el Madrid, Diego pronto destacó por su bravura, su coraje, su fortaleza. Tanto que hubo quien deslizó que era un pequeño Goyo Benito. Escaló peldaño a peldaño y fue uno de los primeros capitanes del Castilla cuando Zidane se puso a los mandos del filial en agosto de 2014. Ese camino había arrancado ya con Toril, en un equipo en el que coincidió con Morata, Jesé, Casemiro o Fabinho.

Amistoso contra España

El potente central del Castilla apareció en los informes de jugadores a seguir en la selección. En marzo de 2013, Diego se enfrentó a España en Las Rozas. Lopetegui quiso probar a la selección que iba a llevar al Mundial sub 20 de Turquía de ese verano. En Las Rozas, el Castilla goleó a la España de KepaJesé, Alcácer, Bernat o Denis SuárezDiego Llorente era el central de un filial que jugaba en Segunda. El 14 de mayo, mientras el Castilla se preparaba para jugar con el Lugo, Diego Llorente se estrenaba con la selección.

Fue en el Municipal Guillermo Amor de Benidorm. Ante Pat (3-1) y con Mateu Lahoz como árbitro, se ponía Diego por primera vez la camiseta de España. Tres años después debutaba con la absoluta. Porque Del Bosque contó con él para el grupo de apoyo en la concentración previa a la Euro de 2016 y le mandó al campo a los 59 minutos del amistoso ante Bosnia-Herzegovina en Saint-Gallen.

Luis Enrique, Bielsa… y el doctor Cota

Rayo, Málaga y Real Sociedad fueron los equipos en los que Diego Llorente confirmó lo que le llevó a debutar con el Madrid el 1 de junio de 2013, con Mourinho. La selección se olvidó de Diego hasta que llegó Luis Enrique. En agosto de 2018 estuvo en la primera lista. Llegó en muletas, pero el seleccionador quiso que entrara en la dinámica del equipo. Su apuesta por él en esta Euro explica todo aquello.

Por el camino, el verano pasado, Diego se marchó al Leeds. Le entusiasmaba la Premier. Y aún más jugar con Bielsa. Nada empezó cómo él esperaba. Tanto que hasta sus compañeros se preguntaban por los 20 millones pagados a la Real. Las lesiones se encadenaban. Hasta que dijo basta y quiso saber qué pasaba en su cuerpo. Un problema en la espalda era el origen de todo. Solventado el problema, su rendimiento se disparó en el Leeds hasta acabar en un pico de forma altísimo y coreado en la grada.

El premio, a pesar de las dudas creadas en el Georgia-España y su cambio al descanso tras ver amarilla, fue estar entre los 24 para la Euro. Era cumplir el sueño de su vida, por lo que había peleado desde que entró en el Atlético Trabenco. Pero esa felicidad se derrumbó en la noche del 4 de junio. “La RFEF lamenta comunicar que el defensa central Diego Llorente ha resultado positivo en los últimos test PCR realizados esta mañana (…). El futbolista abandonará esta noche la concentración de la selección nacional en un vehículo medicalizado, siguiendo con todos los protocolos sanitarios establecidos”, se explicaba en un comunicado.

Anterior entrada

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *